¿Cómo debo de almacenar el material de corte?
Existen dos opciones:

La primera y más correcta es lubricados con grasas aptas para el uso alimentario, esto conservará su material de corte libre de oxidaciones y a la vez, servirá de lubricante y su puesta en marcha.
La segunda opción es almacenándolos limpios y completamente secos y libres de humedad. Pero tenga en cuenta que una sola gota de agua en este producto, le ocasionará oxidaciones y manchas.

¿Es posible realizar el proceso de afilado por mi propio personal con resultados profesionales?

Por supuesto que si, actualmente existen máquinas en el mercado adaptadas a usuarios con necesidades menos exigentes y con resultados de nivel profesional. Tan solo necesita  la formación y selección adecuada de su personal con revisiones periódicas.

El afilado debe de ser una pieza más de su producción y calidad. No dude en consultarnos.

¿Cómo saber si el afilado de mis herramientas es el correcto?
Lo primero que debe de saber, es que nadie conoce esa respuesta mejor que usted, tan solo necesita plantearse las preguntas acertadas a su caso y nosotros trabajaremos por dar las soluciones.
¿Cómo quiere trabajar, en su empresa?

Temperatura media, nivel productivo, corte por potencia o corte por precisión.

En ocasiones los fabricantes estipulan como debe de trabajar, pero Ud. es quien sabe lo que quiere, si necesita rediseñar sus herramientas o procesos de corte, se puede hacer. No todos somos iguales, no?

¿Cuál es su patrón de calidad?

Cada productor conoce cuál es el acabado que busca de su producto, por ejemplo: el color de cortada, el color de la picada, la presentación del packaging, la presencia de los huesos (rotos o cortados), la textura final, la sensación cárnica.

¿Cuál es el grado de cualificación de mi plantilla?
 Puede ser duro, pero lo que voy a decir es cierto. En ocasiones lo que siempre hemos hecho y ha funcionado, no tiene porque ser lo mejor. Su personal puede ser veterano y experto. Pero nuestros consultores pueden encontrar formas de optimizar su potencia de corte y lo más importante formar a su personal para ello.
¿Cuándo debo reafilar mi material de corte?
Desafortunadamente no existe una regla exacta que defina la producción que puede alcanzar una herramienta, y cuándo se debe reafilar. El mejor método es vigilar el producto final y cuando se dé cuenta de que su producto pierde consistencia y forma, sustitúyalo. Otra opción consiste en marcar una zona segura con calidad óptima y sustituir siempre los juegos antes de sobrepasarla, de este modo evitará molestas paradas técnicas en pleno proceso productivo.
¿Cómo saber cuándo se ha agotado la vida de mi herramienta?
Tanto nosotros como el fabricante de sus máquinas le podemos asesorar en este punto, pero al igual que en el punto anterior, siempre quien mejor marca esta pauta es su propio personal de producción.
¿Cómo debo de almacenar el material de corte?
Existen dos opciones. La primera y más correcta es lubricados con grasas aptas para el uso alimentario, esto conservará su material de corte libre de oxidaciones y a la vez, servirá de lubricante y su puesta en marcha. La segunda opción es almacenándolos limpios y completamente secos y libres de humedad. Pero tenga en cuenta que una sola gota de agua en este producto, le ocasionará oxidaciones y manchas.
¿Es posible realizar el proceso de afilado por mi propio personal con resultados óptimos?
Efectivamente, actualmente existen máquinas en el mercado adaptadas a usuarios con necesidades menos exigentes y con resultados profesionales. Además, si lo desea, personal de nuestra empresa puede realizar una puesta a punto de la maquinaria y la formación de su personal con revisiones periódicas. No dude en consultarnos.